La Antigua Fonda de Villel




Te ofrecemos alojarte en La Antigua Fonda de Villel, en la que podras disfrutar de una estancia acogedora, además de poder ver este precioso pueblo.
La casa fue construida en 1912, dedicada desde sus inicios al alojamiento de viajeros, Coches de posta (diligencias) y carretas de transporte, hacían noche en la fonda, y sus veinte habitaciones han sido 
transformadas en seis logrando así unas habitaciones amplias y luminosas. El bajo de la casa servía de cochera a las carretas y sus mercancías, que accedían por un gran portón; también, mulas y caballos se reponían y protegían de la dureza que suponía un viaje en aquella época. La motorización, a mediados de los años 30, supuso el fin de todo ese mundo, y la cochera y caballerizas se han convertido actualmente en cafetería y restaurante, donde poder disfrutar de comidas caseras.